¡¡ Exigimos que FCC no siga prestando el servicio de gestión de residuos ni un minuto más !!

  • 12/05/2017

 

Tras conocerse el escrito de acusación de la Fiscalía Provincial que pide penas de cárcel para dos directivos de FCC por la supuesta comisión de un delito contra el medio ambiente, exigimos al Ayuntamiento que actúe de inmediato apartando a la empresa de la prestación de un servicio sin contrato. Nuestro portavoz en el Ayuntamiento, Manuel Montejo, ha manifestado que de lo contrario “el equipo de gobierno será cómplice de las afecciones que supongan para la ciudad las actuaciones de FCC, denunciada de forma reiterada desde hace más de diez años por incumplimiento de sus obligaciones legales”.

Hay que recordar que no hay un solo organismo con competencias en materia de protección ambiental que no haya denunciado o abierto expediente sancionador a FCC por la nefasta gestión del vertedero de residuos. Así, constan denuncias de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, la Delegación territorial de Medio Ambiente e incluso el Defensor del Pueblo, que ponen de manifiesto la grave y sistemática contaminación tanto del terreno como de las aguas superficiales y subterráneas que ha ocasionado y sigue ocasionando esta instalación, en la que la empresa se niega a ejecutar las medidas necesarias para corregir o al menos minimizar dichas afecciones.

Se constata que estamos ante una empresa en la que no se puede confiar, que ha cometido tantas faltas profesionales graves que la hacen no apta para ser adjudicataria de un contrato público. Por tanto, el Ayuntamiento es responsable de las consecuencias que para Jaén tiene y tendrá el mantener cualquier tipo de relación con una multinacional que está en nuestra ciudad para llevarse todos los beneficios posibles del Ayuntamiento y los vecinos y dejarnos, a cambio, un reguero de contaminación, suciedad y precariedad laboral. Es una vergüenza que este Ayuntamiento no sea capaz de obligar a una concesionaria a cumplir ni sus obligaciones contractuales, ni la legislación medioambiental más básica ni incluso el requerimiento de devolver el dinero que han recibido en concepto de financiación de unos vehículos ya amortizados. Es decir, la empresa campa a sus anchas, utilizando su poder económico para dilatar cualquier tipo de proceso judicial y aumentar así sus ganancias en la ciudad.

Han pasado más de 12 años, y cuatro equipos de gobierno en Jaén, desde que se acumulan denuncias por una contaminación tan grave y evidente, por lo que ha llegado el momento de plantearse seriamente si una empresa que gestiona así un servicio municipal tiene intención de realizar una mejor labor en cualquier otro servicio que tenga o pretenda tener adjudicado en el futuro. Un Ayuntamiento fuerte y autónomo le enseñaría a FCC la puerta de salida y comenzaría a solicitar en los tribunales el pago de todos los daños causados y del dinero que no le corresponda.