INICIONOTAS DE PRENSA

JeC califica de insuficiente el “Plan de zonas desfavorecidas”

El Grupo Municipal de Jaén en Común se ha abstenido en la votación que finalmente daba luz verde al “Plan de zonas desfavorecidas” (La Magdalena-San Vicente de Paul y Polígono del Valle) elaborado por el Patronato Municipal de Asuntos Sociales. Agradeciendo el trabajo desarrollado por el personal técnico del Ayuntamiento, la concejala de JeC Sara Martínez, ha criticado la falta de compromiso presupuestario para la puesta en marcha de las medidas que se plasman en el Plan, y que la financiación que van a recibir los ayuntamientos sea exclusivamente para la contratación de personal técnico en los servicios sociales comunitarios, sin que ninguna parte, ni siquiera mínima, de ese dinero, vaya dirigida a atender de manera directa las necesidades más perentorias de las personas destinatarias del Plan, como son la vivienda, el hacer frente al pago de los suministros básicos vitales, etc. “Cuando se habla de planes, de lo que estamos hablando es de mejorar la vida de la gente, de transformar la durísima realidad de las familias que viven en estos barrios. Y la pregunta que tenemos que hacernos es ¿en qué va a cambiar la vida de una familia que no tiene para pagar el alquiler, para pagar la luz y el agua, o incluso que no tiene para comer, este Plan? En nada – sentencia JeC

Tal y como manifestó Jaén en Común en el Consejo del Patronato de Asuntos sociales el Plan de zonas desfavorecidas es insuficiente: “Teniendo en cuenta el enfoque que se le ha dado, es un marco totalmente insuficiente para solucionar los graves problemas de desempleo, de precariedad y de pobreza que están sufriendo estas zonas, no de ahora, sino desde hace más de 30 años que comenzaron los planes de barriadas, de los que este Plan es la continuación.”

JeC ha criticado especialmente que la totalidad del dinero del Plan se destine exclusivamente a la contratación de profesionales de los Servicios Sociales, hecho que puede suponer disminuir los plazos de tramitación de la renta mínima o ayudas de emergencia, pero al final, como bien sabemos, el problema con las ayudas no es únicamente que tarden más o menos en aprobarse, es que luego no se destinan recursos para pagarlas. Para Sara Martínez esta no es la solución, ya que no viene acompañada de un marco de financiación definido y suficiente. Además critica a la Junta de Andalucía, que ha planteado como su medida social estrella, una renta mínima de inserción que no tienen garantizada todas las personas que cumplan los requisitos y que además deja a las familias por debajo del umbral de la pobreza.

Finalmente Jaén en Común ha señalado como deficiencia del Plan presentado el hecho de que una parte no menor del desarrollo del Plan depende de la participación de entidades ajenas al Ayuntamiento, algunas públicas y otras privadas, como organizaciones del tercer sector. Esta participación no está, en principio, asegurada, pues depende tanto de su propia disponibilidad presupuestaria como de futuribles subvenciones que no sabemos cuándo ni con qué cuantía llegarán. Esto sin duda nos parece una debilidad enorme que además puede llevar a la frustración de las expectativas generadas por la puesta en marcha del Plan.