BLOG JeCINICIO

LA DECLARACIÓN DE NULIDAD DEL PGOU DE JAEN: UNA OPORTUNIDAD PARA CAMBIAR JAEN

Miguel Quesada y Mar Rodríguez

Presidentes de la Junta de Jaén en Común

Ha sido un mazazo para el Alcalde de PP de Jaén. Estos días hemos conocido que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha dictado Sentencia, en un recurso presentado por la empresa propietaria del hotel HO Ciudad de Jaén, en la que se declara Nulo el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Jaén que entro en vigor en Febrero de 2.016. La mala noticia para el PP es que además de esta Sentencia, están pendientes de resolver otros tres recursos contra el PGOU y con toda seguridad habrá otras tantas sentencias de nulidad.

Hace algunos años, mientras se tramitaba este PGOU de Jaén, algunos colectivos como la Plataforma “ Por un PGOU para la ciudadanía”, ya plantearon que el Plan se basaba en datos falsos e irreales como el crecimiento de la población de la ciudad en 30 mil habitantes, que el Plan no respondía a las necesidades de las personas y los barrios de la ciudad, y que iba a agudizar muchos de los problemas actuales que sufrimos como la desigualdad territorial y social, la destrucción del comercio local, o la perdida de nuestro patrimonio histórico y cultural. Además ya se advirtió al Ayuntamiento y a la Junta de Andalucía, que este PGOU incumplía numerosas leyes y normas de la propia Comunidad Autónoma. Ahora esta Sentencia viene a darnos la razón. El motivo por el que se ha declarado nulo el PGOU es por no haber sido sometido a la Evaluación Ambiental Estratégica, que exige la normativa Europea y Estatal. La importancia de esta evaluación reside en que se han de identificar, describir y evaluar los probables efectos significativos sobre el medio ambiente que pueden derivarse de la aplicación del plan, así como unas alternativas razonables, técnica y ambientalmente viables, incluyendo la alternativa cero, es decir la posibilidad de no ejecutarlo como la mejor opción para el interés general por razones estratégicas y ambientales. Además, pese a lo que dice el Alcalde esta no es la única infracción legal del PGOU, en el recurso planteado por Jaén en Común, se apuntan más de 20 incumplimientos y razones que justifican la nulidad radical del PGOU.

¿Qué situación se abre ahora? Lo razonable y lógico es que el Ayuntamiento y la Junta asuman la realidad que ya muchos sabíamos, que este Plan es una ruina y no tiene futuro porque va a ser declarado nulo por los Tribunales, por lo que es necesario buscar otro camino para planificar el futuro de la ciudad. Sin embargo, lo que hemos conocido por los medios es que el Alcalde y su equipo de gobierno van a enrocarse en una estrategia suicida para la ciudad, que va crear la inseguridad jurídica que ellos critican. Además pretenden crear miedo y alarmismo, diciendo que todo se paraliza y, siempre jugando con el mismo tema, que no se van a poder regularizar las viviendas del no urbanizable. Su objetivo es ganar tiempo, burlando las sentencias de nulidad, y consolidar situaciones de hecho irreversibles. Para ello empujan a la Junta a que recurra en Casación ante el Tribunal Supremo la Sentencia de nulidad, aunque los propios servicios jurídicos de la Junta de Andalucía, no están por la labor sabedores de su inutilidad, creando un “zombi jurídico” (un muerto viviente). Así, hasta que se dicte Sentencia en Casación, unos dos años, pretenden acelerar la ejecución de los dos proyectos estrella en estos momentos para el PP: el Centro Comercial “Jaén Plaza” de las multinacionales y el traslado de las Estaciones fuera de la ciudad, a Vaciacostales. Dos proyectos que culminan el proyecto nefasto del PP.

El camino que Jaén necesita, no es esta patada hacia delante del PP. Hay que asumir que este monstruo de PGOU conduce hacia un callejón sin salida a la ciudad. Que lo que realmente necesitamos es que desde un espacio plural de participación ciudadana y vecinal, se piense y diseñe el Jaén de los próximos años, para dar soluciones a los problemas de empleo y de vivienda, de los barrios abandonados, para recuperar el patrimonio histórico y cultural, para abordar el reto del cambio climático, para hacer una ciudad más saludable, próxima e inclusiva. Y olvidemos hacer un nuevo PGOU, un instrumento que ya ha demostrado ser un instrumento lento, hipertrofiado y patológico que solo sirve a los intereses especulativos de unos pocos. Esta nueva situación, tras la segura anulación del PGOU, quién la va a gestionar. No pueden ser ni el PP y su versión naranja, ni el PSOE de la Junta de Andalucía. Por ello necesitamos articular una alianza amplia de fuerzas transformadoras para ganar el Ayuntamiento como herramienta útil para la gente y ganar la ciudad.