INICIONOTAS DE PRENSA

La limpieza de los colegios quedará en manos de la empresa que menos pagará a sus trabajadoras

Tal y como señaló en su momento Jaén en Común, después de que el Ayuntamiento anunciase el mismo día 8 de marzo – Día Internacional de la Mujer Trabajadora- su intención de privatizar el servicio de limpieza de colegios e instalaciones municipales, hoy se ha puesto en manos de una empresa privada al menor precio posible, es decir, estará a cargo la empresa que pagará menos a sus trabajadoras. Sara Martínez afirma que “Se trata de un servicio municipal absolutamente feminizado y cuyas trabajadoras llevan sufriendo durante años las políticas de precarización y temporalidad del Ayuntamiento, que ha estado evadiendo el respeto de los derechos laborales de estas limpiadoras. Ahora la empresa adjudicataria ha rebajado la oferta en 250.000 euros respecto a lo que el Ayuntamiento considera que cuesta el servicio, y eso va a repercutir directamente en lo que cobren las trabajadoras, no más seguramente, de los escasos 840 euros que contempla el convenio colectivo y 600 menos de lo que estaban cobrando”

En el pleno municipal del mes de marzo, Jaén en Común junto con las secciones sindicales de UGT, CSIF, USTEA, CCOO y CGT en el Ayuntamiento, presentaron una moción en defensa de un servicio municipal y público de limpieza. Esta iniciativa, que fue rechazada por PP y los concejales no adscritos de Ciudadanos, Salud Anguita e Ivan Martínez, instaba al Ayuntamiento a rechazar la celebración del contrato del servicio de limpieza de colegios públicos de educación infantil y primaria y determinados edificios e instalaciones municipales, cuyo anuncio se publicó en el BOP de Jaén del 8 de marzo de 2018 y obligaba a pronunciarse en favor de la prestación por gestión directa -pública- de dicho servicio, articulando medidas de contratación de personal que favorecieran el empleo público, estable y de calidad.

Como ya afirmó JeC, el motivo de que este anuncio y el inicio del plazo para la presentación de ofertas fuera el día 8 de marzo era evitar que las empresas tuvieran que incluir condiciones laborales dignas y por lo tanto un mayor control municipal, lo que sería obligatorio a partir de la entrada en vigor de la nueva ley de contratos, el día 9 de marzo. De esta forma el Alcalde de Jaén dejó a las limpiadoras abandonadas a su suerte y en manos de la empresa que se hiciera con este servicio, sin que el Ayuntamiento tuviera obligación por la nueva Ley de Contratos, de asegurar unas condiciones dignas a estas mujeres trabajadoras.

En la mesa de contratación celebrada hoy, se ha hecho efectiva esta decisión, ya que el servicio se ha adjudicado a la empresa que ha ofertado el menor coste posible, sin que se haya tenido en cuenta prácticamente otro criterio que el económico. De tal forma que la adjudicataria ha rebajado el precio, respecto a lo que el Ayuntamiento considera que cuesta el servicio, en 250.000 euros. “Con esta oferta, donde prevalece el coste económico, cualquiera puede darse cuenta de que las propias limpiadoras pagarán los platos rotos de esta adjudicación, de esta decisión política que les da la espalda y que al mismo tiempo da la mano a empresas que van a precarizar ostensiblemente sus condiciones laborales. El alcalde, en la práctica, sigue haciendo que las mujeres no sólo soporten los costes de los recortes, sino también la precarización generalizada del mercado laboral.”